Hablemos sobre Twitch

Pese a que un amplio porcentaje de la población sigue sin tener claro qué es Twitch o qué tipo de contenido podemos encontrar, lo cierto es que han pasado 10 años desde que, en 2011, pudimos ver el nacimiento de esta plataforma. Conozcamos, o no, la plataforma, lo cierto es que, en los últimos años, hemos visto cientos de noticias hablando de streamers ganando cifras astronómicas en Twitch mientras juegan a su videojuego favorito u cómo otras figuras conocidas han sido capaces de charlar tranquilamente con Messi en exclusiva tras su llegada al PSG, mientras los medios deportivos tradicionales han tenido que limitarse a entrevistar a los aficionados que acababan de comprar la camiseta de su nuevo jugador favorito en la tienda deportiva del estadio.

Las plataformas y los métodos de comunicación cambian constantemente a lo largo de los años, y desde nuteco estamos convencidos de que criticar una plataforma por simple desconocimiento no solo no aporta nada útil, si no que nos impide ver un posible nuevo canal con el que seguir promocionando y dando a conocer nuestro negocio a un público joven –  y no tan joven – que no para de crecer. Algo parecido ocurrió con Instagram en su momento, y ahora la mayor parte de las empresas cuentan con su perfil profesional en esa red social. Así que, antes de nada, vamos a responder a la pregunta del millón:

¿Qué es Twitch?

Twitch es la plataforma de streaming en directo más grande del mundo. En ella podemos encontrar millones de canales distintos en los que podemos ver a sus propietarios en directo mientras hablan sobre videojuegos, estilos de vida, música, deporte, filosofía, literatura y cualquier otro tema que podamos imaginar. En sus inicios, Twitch se planteó como una plataforma destinada exclusivamente a videojuegos, pero tras su compra por parte de Amazon, la plataforma fue abriendo sus puertas gradualmente a usuarios que querían conectar con su audiencia de temas que no tenían nada que ver con los videojuegos.

Actualmente, es muy habitual encontrar miles de canales emitiendo contenido en directo en la categoría de «Just Chatting», una categoría en el que el streamer – el dueño del canal – habla con su audiencia de cualquier tema que surja en el momento. Los canales de maquillaje, cocina en directo, los de rutinas deportivas o los que tienen que ver con formación o educación están creciendo a un ritmo asombroso. Esto demuestra que la plataforma continua cambiando y adaptándose a las preferencias de los usuarios.

Como decimos, la mayor particularidad de Twitch es que todo el contenido se emite en directo. Esto significa que no es posible subir un vídeo grabado y editado previamente para que quede en la plataforma permanentemente como sí ocurre en Youtube, si no que todo el contenido se genera en tiempo real y en un máximo de 20 días desaparece de la plataforma. Aunque otras plataformas han intentado imitar el éxito del vídeo en directo, lo cierto es que ninguna ha conseguido acercarse mínimamente a los datos y audiencias de Twitch.
Horas emitidas en Twitch
aprovechar twitch en marketing de contenidos

¿Cuánta gente utiliza la plataforma?

Si atendemos a cifras de principios de 2021, podemos encontrar más de un millón de canales sólo en español dentro de la plataforma, lo que nos permite hacernos una idea aproximada de la envergadura del proyecto. Eso sí, hay que dejar claro que el hecho de que exista un millón de canales con dueños españoles no significa que todos ellos sean streamers de éxito. De hecho, los datos indican que solo un 5% de esos canales cuenta con una media de más de 3 espectadores por sesión, mientras que solo un 1% de los canales tiene más de 30 personas siguiendo el directo.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda encontramos a grandes figuras como Ibai, que puede concentrar a más de 100.000 personas en su canal y a otras muchas figuras más modestas que pueden reunir entre 10.000 y 30.000 seguidores cada vez que se encuentran en directo.

Más datos interesantes

Hay más datos que nos permiten conocer el alcance de esta nueva plataforma de comunicación: más de 19 millones de personas en todo el mundo se conectan a diario a Twitch para seguir sus canales favoritos. De esos 19 millones, el 60% son hombres y el 40% son mujeres, aunque en 2018 los datos eran de un 81% hombres y un 19% mujeres, lo que demuestra que la diversidad de contenido está atrayendo a todo tipo de espectadores. Si miramos las edades de los espectadores podemos comprobar que el 40% tienen entre 16 y 24 años, el 31% tienen entre 25 y 34 años y el 29% restante tienen más de 34 años.

Al igual que ocurre con la audiencia en televisión, según se acerca el fin de semana aumenta el número de espectadores, siendo el domingo el día estrella de la semana. De hecho, durante el fin de semana hay casi un 8% más de audiencia y un 10% más de canales en directo.

Tipo de contenidos y monetización

Como decíamos hace unas líneas, en Twitch podemos encontrar contenido de todo tipo. Podemos seguir canales de expertos en pilates que ofrecen consejos posturales o incluso realizan clases en directo para sus seguidores. También a periodistas ofreciendo noticias de actualidad en su canal sin las limitaciones impuestas por un grupo editorial. Descubrir a nuevos músicos mientras improvisan en directo. Las opciones son enormes, solo hay que encontrar el contenido que nos llame la atención.

Estar en directo varias horas por semana, comprar una cámara y un equipo para emitir en directo y preparar y generar contenido en cada directo requiero de planificación, tiempo y dinero, por lo que lo ideal es poder recuperarlo mediante algún sistema de monetización.

¿Cómo ganar dinero en Twitch?

Twitch ofrece un sistema de suscripciones de pago totalmente voluntario que permite a los usuarios recompensar económicamente a los creadores de contenido por su esfuerzo y dedicación. Actualmente existen tres niveles de suscripción con precios distintos y, además, si somos suscriptores de Amazon Prime, podemos obtener una suscripción mensual gratuita para recompensar a un creador de contenido sin tener que pagar el precio de dicha suscripción. Esta suele ser la fuente de ingresos más frecuente de los streamers, pero no es la única.

Muchas marcas llegan a acuerdos de colaboración con ciertos creadores de contenido para enseñar o promocionar un producto o servicio en su canal a cambio de una cantidad de dinero pactada previamente. Otras marcas deciden ser sponsors de los eventos que muchos streamers organizan a lo largo del año. Otras optan por crear anuncios específicos para la plataforma que se reproducen en los momentos de parón al principio o a mitad de un directo. Las opciones son infinitas y, en todas ellas, el dueño del canal recibe ingresos con los que seguir creciendo.

Qué es Twitch

¿Mi empresa puede sacarle partido a Twitch?

Vale, ahora que todos tenemos claro qué es Twitch, cómo funciona la plataforma y cómo reciben los ingresos los creadores de contenido, tenemos que ir al punto más importante: cómo podría mi empresa aprovechar Twitch para seguir creciendo.

Las primeras opciones están claras porque las hemos comentado hace solo unas líneas y, es que, si tenemos un nuevo producto que tenemos que dar a conocer, podemos hablar con varios streamers que traten una temática similar a la de nuestro sector para que lo muestren en sus directos. También podemos generar anuncios en la plataforma o hacer publicidad en los grandes eventos que se organizan periódicamente entre muchos streamers. Todas estas opciones nos permiten aprovechar el escaparate que son los canales de otros streamers para generar visibilidad para nuestra empresa o producto, es decir, lo mismo que hacen las marcas cuando se anuncian en televisión o cuando un producto aparece en un espacio patrocinado del programa de éxito de turno.

Sin embargo, Twitch nos permite ir un paso más allá y buscar formas más creativas de conectar con nuestra base de clientes. Por ejemplo, en lugar de limitarnos a contactar con otros creadores de contenido para crear colaboraciones, podemos plantearnos la apertura de un canal propio en el que generar contenido de valor que atraiga a nuevas personas que podrían terminar convirtiéndose en clientes.

Ejemplos reales

Pongamos algunos ejemplos para verlo claro. Si tenemos un gimnasio, podemos dar un par de sesiones de «body combat», «HIIT» o «zumba» a través del canal de Twitch que se graben desde la propia sala del gimnasio. Al final de la clase podemos dedicar cinco minutos a hablar del gimnasio y sus instalaciones para atraer a algunos de esos seguidores hasta nuestro negocio físico. Un nutricionista puede dedicar los sábados por la mañana a dar consejos sobre hábitos de vida saludable o a comentar recetas e invitar a la gente a visitar su consulta para recibir un tratamiento personalizado. En los dos casos previos se genera un contenido de valor que atrae a potenciales clientes al negocio.

Por suerte, este no es el único beneficio que podemos conseguir y, es que, si nuestro canal comienza a crecer, no solo estaremos llegando a un mayor número de usuarios que podrían transformarse en clientes, si no que también recibiremos ingresos extra por las suscripciones al canal, lo que, a la larga, podría llegar rentabilizar por si mismas las horas que dediquemos a Twitch.

Seguir abriendo puertas

La comunicación y el marketing digital requieren de una mente abierta que esté dispuesta a probar cosas nuevas. Youtube, Instagram, Twitter, iVoox… Todas estas plataformas y redes sociales nos parecían muy extrañas cuando las conocimos, y ahora no pasa un solo día sin que una nueva empresa abra una cuenta en un red social o se lance al mundo de los branded podcast para generar contenido original. Twitch es sólo una herramienta más, veamos si podemos sacarle partido.

Publicidad linkedinGasto en publicidad en Facebook e Instagram
Abrir chat
1
Hola, ¿Podemos ayudarte?