In Seguridad, SEO

Seguro que durante los últimos meses (y en más de una ocasión) tu navegador te ha indicado que la web que estás visitando no es segura. Un aviso cuya principal intención es que no nos fiemos plenamente de la página en cuestión y una advertencia para que sepamos que todos aquellos datos que introduzcamos en ella corren el riesgo de ser robados.

Fue a mediados del pasado año 2018 cuando los navegadores Google Chrome y Mozilla Firefox empezaron a señalar como «No Seguros» a aquellos sitios que no disponían del protocolo de transferencia segura de hipertexto. Muchos usuarios empezaron a preguntarse por el significado de ese aviso y por las diferencias entre los protocolos seguros y no seguros, entre las webs en http y en https.

¿Pero por qué desconfiar ahora del protocolo HTTP? ¿Qué ha pasado?. Simplemente, que, a veces, las relaciones se deterioran con el tiempo, y tras cerca de dos décadas en que la comunicación en internet ha ido de la mano de este protocolo cliente-servidor sin estado por el que pasaba toda la información y contenidos entre usuario y servidor, ahora hay cierto recelo hacía su comportamiento. HTTP ya no es tan seguro y el intercambio de datos en él es fácilmente interceptable. En resumidas cuentas, se esfumó la confianza mutua.

¿Por qué el protocolo HTTPS es más seguro?

HTTPS es como el hermano pequeño de HTTP. Mismos genes pero más joven, fuerte y capacitado. Una versión renovada de este protocolo de transferencia que utiliza un canal seguro y cifrado para el intercambio de información. De este modo, si el flujo de datos fuese interceptado, su cifrado aportaría una segunda capa de seguridad.

Por sus características y antes de extenderse, este protocolo se usaba en tiendas online que manejaban información sensible de datos bancarios, información de tarjetas de crédito, etc. Actualmente suele reconocerse por su apariencia en la barra de direcciones donde la presencia de un candado o una barra verde nos indica que estamos ante un protocolo de transferencia de hipertexto seguro.

¿Como funciona el protocolo seguro?

HTTPS puede estar basado en dos tipos de protocolos de encriptación: SSL (Secure Sockets Layer) o TLS (Transport Layer Security). Tanto uno como otro utilizan una Infraestructura Asimétrica de Clave Pública, donde una clave pública y otra privada entran en juego para la encriptación de datos.

Toda vez que un navegador inicia sesión HTTPS con el servidor web, este envía la clave pública al primero, teniendo lugar el saludo (o SSL Handshake) entre servidor y navegador. Cuando la conexión segura ha dado comienzo y se ha aceptado, el navegador muestra como seguro el link por medio del citado candado en la barra de direcciones. Pincha en él para comprobar que tu información está siendo tratada de manera privada y la validez del certificado.

Https SSL | Seguridad web

¿En que beneficia HTTPS a mi sitio web?

En primer lugar, al posicionamiento SEO. Aunque en un primer momento se dudaba de si el cambio de HTTP a HTTPS podría afectar a los logros de posicionamiento de un sitio web, Google rápidamente se encargó de disipar todas las dudas, dejando claro que este aspecto influye positivamente en su algoritmo de ranking. La seguridad es un valor muy apreciado por Google y este otorga mayor relevancia a aquellos sitios que cuentan con el protocolo seguro, penalizando a aquellos que todavía no han procedido al cambio. Por tanto, un sitio HTTPS gozará de mayor visibilidad y tráfico. Google te facilita la tarea, indicándote al detalle lo que debes tener en cuenta en la migración.

En segundo lugar, la experiencia del usuario en un sitio web se ve mejorada, aumentando su confianza y credibilidad. ¿Verdad que es mejor indicar a tus clientes que tu negocio online es responsable y seguro que no hacerlo?. Esto hará que esos clientes se sientan protegidos, ofreciendo mejores tasas de conversión, completando compras que, de otra manera, no realizarían.

¿Todavía no has cambiado el viejo HTTP de tu web? Hazlo ya

Mira ahora a tu barra de direcciones, verás que nuestra URL ya comienza por HTTPS. Tienes toda la tranquilidad de que Nuteco Web es un espacio totalmente seguro y de confianza por el que navegar. Haz que tu sitio web también lo sea. Una cosa está clara, cambiar tu página de HTTP a HTTPS solo aportará beneficios a tu web. Especialmente si cuentas con un negocio online, o simplemente con una página web de servicios no dejes pasar más tiempo, el protocolo HTTPS se ha impuesto y tenerlo en tu sitio es una ventaja.

Posicionamiento seo | Nuteco Diseño Web Albaceteerrores en páginas web de Albacete