Una vez entrados en el 2017, nos ocupamos de realizar el casi ya tradicional artículo en el que hablamos de qué cosas se nos echan encima a la hora de confeccionar una página web. Hablamos de nuestro trabajo de Diseño web en 2017.

Algunas de las cuestiones que aquí abordamos se ven venir de un tiempo a esta parte y otras están entrando en nuestro trabajo de manera casi sorpresiva. En todo lo que tiene que ver con el diseño las tendencias se mueven muy rápido. Si eso además lo aplicamos al ámbito del diseño web, con un avance tecnológico y de desarrollo feroz, todo va mucho más deprisa.

Como siempre, pensando en el usuario a pié de calle, y sin entrar en demasiados tecnicismos esbozamos algunas de estas cuestiones.

Más que una novedad del diseño web en 2017, una consolidación: El diseño web  “limpio y funcional”.

Efectivamente ya venimos hablando de ello en los últimos años. Sin renunciar a un resultado atractivo, sigue primando en buena parte de las nuevas páginas web el concepto funcional. La tendencia general es a seguir simplificando al máximo las cosas. Atrás quedaron las webs con mil y un recovecos, con efectos que despistan y mil colores.

El minimalismo sigue ganando adeptos, pero no sólo entre los profesionales. Cuando los clientes se acercan hasta nosotros muchos de ellos vienen ya con una idea preconcebida de “sencillez y elegancia”. Posteriormente, nosotros, dependiendo de lo que busquen, podemos acercarles hacia términos como el Flat Design o el Material Design.. básicamente webs donde todo es muy plano, carente de textura o degradados. Colores planos sin sombras y tipografías muy grandes.

Del menú “clásico” al menú hamburguesa.. o no?

Pues si. Estas opciones están sobre la mesa pero nosotros a estas alturas no sabemos cual se acabará imponiendo.

Por intentar saber de qué estamos hablando: Por una parte el menú principal de navegación de toda la vida.. Un menú siempre visible y con la opción de montar sub-menús en el que ir mostrando todo el árbol de navegación de nuestra página web.

Por otra parte, el llamado “menú hamburguesa” o el típico menú de los teléfonos móviles. Es decir, un icono de tres líneas horizontales. Estamos más que acostumbrados a utilizarlo con nuestros dispositivos móviles, pero de un tiempo a esta parte nos lo estamos empezando a encontrar en webs en formato desktop o para ordenador.

Ambas opciones tienen sus detractores y defensores. Personalmente, nosotros pensamos que habrá que seguir utilizando las dos opciones dependiendo del contenido y secciones de cada web. Al utilizar el menú hamburguesa conseguiremos un diseño mucho más limpio y minimalista, pero en ciertos casos sacrificaremos ese “primer vistazo” intuitivo en el que a golpe de vista somos capaces de localizar secciones, categorías o apartados importantes de nuestra web que no queremos esconder.

Una imagen SIGUE valiendo más que mil palabras. Las imágenes hero.

Un formato heredero de los clásicos sliders de portada en los que se presentaban grandes imágenes y mensajes relevantes. Esas presentaciones fueron creciendo y de un tiempo a esta parte son muchas las webs que ya adoptan este formato. Se nos presenta una gran (y atractiva, por supuesto) imagen a pantalla completa al aterrizar a una página. Posteriormente, ya entraremos en alguna sección o haremos scroll hacia la parte inferior de esta gran imagen donde podemos empezar a entrar en contenido.

 

Diseño web en 2017: El movimiento, con cierto orden, siempre ayuda.

No somos nosotros defensores de esas webs un poco mareantes en las que todo se mueve “porque sí” y cualquier elemento parece cobrar vida propia. Sin embargo, si es atractivo seguir utilizando cierto dinamismo en los elementos de contenido de una página web. También debemos limitarnos en su uso para mimar el tiempo de carga de nuestra web. Aquí estamos hablando de recursos como las imágenes con un efecto Parallax (fondos que acompañan el movimiento del scroll), algún efecto “hover” sobre gráficos o imágenes (cambios de aspecto o posición al colocar el ratón encima), loaders elegantes (pequeñas animaciones de carga mientras se monta nuestra web), etc.

 

Por supuesto, todo ya “de serie” en formato Responsivo.

Es algo que algunos clientes todavía nos preguntan.. “¿Esta web será responsiva?“. Nosotros siempre les contestamos lo mismo: eso debe de formar parte ya del núcleo de cualquier proyecto web y no ha de ponerse ni en duda. Hay que desarrollar y diseñar en paralelo una web en su versión desktop o en su versión responsiva. Incluso hay que discriminar muchos contenidos y mostrarlos en una u otra versión. Nosotros intentamos por regla general configurar una versión móvil o responsiva más ligera en cuanto a su carga. De esta manera, prescindimos de elementos como los sliders, dando más visibilidad a los principales mensajes del sitio web.

 

Diseño web en 2017: Lo personal y único gana terreno.

Cuanto más distinta y propia sea nuestra web, mejor. Empieza a ser demasiado habitual cierto tipo de web con estructuras parecidas, con los mismos iconos o animaciones y con las mismas imágenes de librería que ya hemos visto por alguna parte. No tiene porqué ser malo el utilizar estos recursos, sobre todo si hay que ceñirse a un presupuesto ajustado. Sin embargo, si podríamos ser un poquito más ambiciosos e invertir en elementos que doten de personalidad a nuestro sitio en internet. Hablamos de vídeos corporativos, ilustraciones (incluso a mano) realizadas a medida, animaciones personalizadas, fotografía propia de nuestras instalaciones, personal o productos con calidad.. algo que profesionales nos realicen con el único fin de ofrecer una imagen personal de calidad.

 

Estos son sólo algunos aspectos del diseño web en 2017. Aún podríamos entrar en otros que aún solo se atisban o que prometen. Como decíamos al principio de este artículo, todo se mueve muy rápido en el mundo de internet. Como en el mundo en general, a veces nos cuesta convencer a clientes de cómo su web de “tan sólo” 3 o 4 años de vida se ha quedado totalmente desfasada. Solemos echar mano de una comparativa muy socorrida: ¿tienes el mismo móvil que hace 4 años?.