In Diseño, Programación, SEO

Hay un nuevo perfil de clientes que llegan en los últimos tiempos a empresas de diseño y programación web como la nuestra. Se trata de esos pequeños empresarios o autónomos que nunca se habían planteado la necesidad de contar con una página web para su negocio.

Uno de estos nuevos clientes nos contaba cómo después de décadas al frente de un negocio de esos que funcionan mucho con el «boca a boca», se había dado cuenta que empezaba a necesitar una web por el simple hecho de que la gente ya no buscaba su teléfono en las Páginas Amarillas, sino en Google.

Hay estudios que hablan de que en nuestro país el porcentaje de micro-pymes y autónomos que todavía no cuentan con página web (ni buena ni mala) supera el 30 o 35%… a estas alturas!!!!.. Entre los que se encuentran en esta situación están los más afortunados que son los que su pequeña infraestructura empresarial los priva del tiempo suficiente como para encargarse de «cuestiones no imprescindibles». Otros, menos afortunados, lo achacan a su falta de presupuesto y hay que hacerles entender que invertir en una web profesional no es nada caro si se hace una estimación dinero/rentabilidad del producto en internet. Los hay también que llegan tarde y que cuando ven cómo se instaura las dificultades en su negocio intentar «abrirse» al mundo web cuando casi toda su competencia le lleva mucha ventaja.

Si te encuentras entre esos pequeños empresarios que andan dándole vueltas a una opción de diseño web o de posicionamiento web, vamos a intentar convencerte con unas reflexiones muy sencillas:

  • ¿Dónde busca la gente una primera referencia sobre tu negocio? A día de hoy, la mayoría de tus potenciales clientes cuando se enteren de tu existencia no irán a curiosear desde la acera de enfrente de tu negocio, sino que te buscarán por internet, buscarán tu página web, e intentarán conocer qué eres y qué vendes a través de esa primera impresión. Aunque tengas las mejores instalaciones y hayas desembolsado un auténtico dineral por la decoración, muchos posibles clientes no llegarán a ir a tu negocio físicamente. Esa impresión a través de tu web les decidirá sobre tu imagen y les otorgará o no la confianza que buscan.
  • La rentabilidad de la inversión es muy alta. Una buena página web hecha por profesionales no tiene porqué ser muy cara, salvo que necesites funcionalidades específicas que requieran de una programación personalizada muy avanzada. Compara con otros medios. Está claro que hay que invertir en promoción y publicidad y si solicitas presupuestos para campañas en radio, prensa, u otros medios «tradicionales» verás como el dinero que destines a tu página web saldrá a cuenta teniendo en cuenta su permanencia y estabilidad en el tiempo.
  • Es algo muy típico y repetido, pero tu web es una extensión de tu negocio que está abierta 24 horas al día, 365 días al año, y sin inversión de personal. Si las características de tu negocio o venta te lo permite (que suele ser que sí), el añadir una solución de comercio electrónico o tienda online a la web no es nada complicado ni caro. Es un complemento más. Con poquitas ventas que a lo largo del año realices a través de este cauce empezarás a amortizar la inversión rápidamente.

En definitiva, piensa en montar un nuevo escaparate para tu negocio, sin gastarte demasiado dinero contarás con uno más bonito que el de la competencia. En internet, las diferencias entre empresas grandes, pequeñas, o autónomos no existen a priori. Todos conocemos horrorosas páginas web de empresas que tienen unas instalaciones estupendas y un volumen de negocios considerable y por el contrario pequeños negocios de barrio que han puesto mimo en internet y que cuentan con una estupenda imagen en la red.

Muchos deciden no invertir en su web porque en su sector o su competencia directa todavía no lo ha hecho. Esa es precisamente la oportunidad. Esperar a que la competencia se ponga las pilas y luego hacerla tu a remolque simplemente porque lo han hecho el resto no es una decisión adecuada. Si tienes la suerte de ser el primero te posicionarás, captarás clientes, y te harás con una cuota de mercado por la cual otros habrán de luchar posteriormente.

La verdad es que lo que contamos en este artículo te lo puedes encontrar repetido hasta la saciedad en mil y un blogs, pero nosotros aún no lo habíamos pasado por nuestro prisma, y a partir de ahora (que es también para lo que utilizamos este blog) le diremos a nuestros posibles clientes.. «¿Que no tienes web?.. mira, lee esto y piénsatelo!!!!

 

optimizar-htaccess-paginas-web