In Diseño, Programación, Tiendas online

El mantenimiento de una página web : Son muchos los artículos en los que en este blog damos a entender que una página web debe ser un producto vivo y dinámico. Debemos mantenerlo, actualizarlo, limpiarlo, darle una mano de pintura y cambiarle el aceite cada cierto tiempo. Muchos de nuestros clientes llegan al principio con muchos prejuicios y temores sobre las “cuotas de mantenimiento”, sobre todo porque muchas veces no les queda demasiado claro porqué están pagando y que trabajo implica.

El mantenimiento de una página web : Que es (o debería ser)

Nuestra página web no deja de ser una extensión “virtual” de nuestra empresa y a veces es la verdadera imagen pública que ofrecemos al exterior. Podemos tener las mejores oficinas, el mejor personal, y prestar los mejores servicios, pero arruinar nuestra imagen con una web desfasada o con problemas.

Podríamos desglosar el concepto de mantenimiento web en dos ramas:

El mantenimiento de una página web y actualización de sus contenidos :

Son varios los motivos que nos llevan a considerar como necesaria la actualización con cierta frecuencia (cuanta más mejor) de los textos, imágenes o contenidos en general de nuestra web. Aunque nuestros servicios sigan siendo los mismos, aunque no tengamos la necesidad de cambiar porque los textos siguen siendo vigentes, aunque nuestra empresa siga siendo exactamente la misma que hace 10 años…

Lo primero a evitar es dar esa impresión de despreocupación o falsa inactividad que puede generar una web a la cual no se le ha tocado ni una coma durante años. La web seguramente no empiece a acusar a nivel estético y a nivel de contenidos nuestros visitantes echaran en falta casi de manera inconsciente una imagen de empresa dinámica y viva.

Lo segundo a considerar es que con nuestra web olvidada y dejada de la mano de Dios estaremos haciendo un flaco favor a nuestro posicionamiento SEO. A Google le gustan los sitios con información útil, cambiante y actualizada. Aunque no le demos prioridad a nuestro posicionamiento (error!!), deberemos tener en cuenta cómo nos iremos descolgando en las búsquedas conforme pasen los años sin cambiar contenidos.

El mantenimiento y actualización de contenidos en la mayoría de nuestros clientes es realizada por ellos mismos sin ningún coste. A día de hoy es casi una “exigencia de serie” el hecho de que el cliente final pueda modificar textos e imágenes de sus servicios, noticias, eventos o blog de manera sencilla y totalmente autónoma sin coste añadido y sin contar con nadie. Otro caso distinto es aquel en el que el cliente está haciendo una buena apuesta por el posicionamiento web y como parte de la estrategia a seguir se traza una generación regular e importante de contenidos (noticias o artículos de su blog por ejemplo) que el propio cliente no puede asumir. En este último caso, si se contrata también la redacción y publicación de esos contenidos de manera periódica a empresas como la nuestra (en nuestro caso, insistimos, de la mano y como parte de una estrategia de SEO global).

 

El mantenimiento de una página web y actualización “técnica”:

Aquí a su vez podemos separar un par de cuestiones:

El diseño e imagen. Todos, entendidos o no, distinguimos a golpe de vista una web realizada hace 5 años de una actual. Las modas cambian. Las webs se vuelven responsivas, se cambian la distribución de contenidos y cómo los presentamos, se tiende a los diseños limpios, etc, etc. Ya hicimos mención en algún otro artículo a la necesidad de realizar un “restyling” cada cierto tiempo a nuestro sitio. No tiene porqué ser caro ni costoso, a veces cambiando tres cositas y un poco del entorno gráfico seguiremos contando con algo de aspecto moderno y actual. Podéis si queréis echar un vistazo a nuestro post  “Últimas tendencias en diseño web“.

Actualización del sistema y Securización. Las webs modernas se montan en su mayoría sobre distintos CMS. El abaratar costes, la modularidad y flexibilidad de los mismos, y la facilidad para el propio usuario a la hora de gestionar sus contenidos hacen que nombres como WordPress, Joomla, Drupal o PrestaShop vayan de la mano de la mayoría de los proyectos en los que nos embarcamos. Las ventajas superan con creces a las desventajas, pero dentro de estas últimas la utilización de CMS de código abierto (Open Source) hace que siempre haya que estar alerta y perfectamente actualizado. Este mantenimiento es necesario por razones de funcionalidad y de seguridad. Con la mayor regularidad posible es imprescindible actualizar el Core o núcleo de nuestro WordPress (por ejemplo) y nuestros plugins. Dejar un WordPress sin actualizar durante meses es el perfecto anzuelo para que seamos infectados en un corto espacio de tiempo. Además, también deberíamos mantener en forma el hosting y la base de datos de nuestra plataforma a través de su limpieza y optimización. Aquí si que deberíamos invertir en una “cuota de mantenimiento” con una empresa seria que regularmente se ocupe de estos trabajos y dormir tranquilos. No tiene porqué ser costoso. En nuteco y para la mayoría de nuestros clientes esta cuota de mantenimiento la incorporamos como parte de la cuota anual de hosting y ofrecemos precios muy competitivos que no suponen un gran desembolso.

Esperamos que os haya quedado un poquito más claro el concepto de “el mantenimiento de una página web“… 😉

Consejos básicos para mejorar la navegación de tu webDescuentos a cambio de Likes en Facebook | Tiendas online Albacete