Un amigo nuestro nos contaba un día cómo a sus clientes ante la pregunta de porqué tenían que cambiar su web de «tan sólo 5 años«, siempre les ponía el mismo ejemplo a la hora de contestarles: «¿por qué no sigues llevando encima un iPhone 6″??

Pues eso. No hay un ejemplo más gráfico. Es importante que nuestra imagen web se adapte a los nuevos tiempos, aunque a veces sea difícil explicar cómo va de rápido este mundo y porqué lo que en su día era una gran y costosa web puede estar mostrando una imagen desfasada y poco atractiva de nuestra empresa.

Todos somos conscientes de la velocidad a la que avanza la tecnología. La rápidez con la que nuestros móviles quedan obsoletos o las pantallas de nuestra televisión no tienen la resolución necesaria. La tecnología web no es una excepción. Se mueve con la misma fugacidad.

La tecnología web avanza muy rápido (pero mucho)

Las prestaciones de los servidores se quedan cortas muy rápido. Las webs y sus copias de seguridad cada vez ocupan más espacio y necesitan más gigas de almacenamiento y prestaciones. Un CMS como WordPress recibe muchas actualizaciones importantes cada año, y detrás todos los plugins necesarios para el manejo de nuestro entorno web. Esto son sólo algunos ejemplos para, sin entrar en demasiados tecnicismos, poner sobre la mesa la necesidad de mantener la web de nuestra empresa lo más actualizada y fresca posible.

Otra pregunta que nos dejan caer nuestros clientes: ¿Cuánto me va a durar mi web?.

Cuando montamos la web de nuestra empresa o negocio es necesario ser consciente de que el trabajo no está hecho para el resto de la eternidad. Tendremos que cuidar y mantener nuestra web al igual que cada cierto tiempo limpiamos, cambiamos una bombilla, o le damos una mano de pintura a nuestra oficina. Nuestra web no deja de ser una extensión «virtual» de nuestra empresa y en muchos casos nos visitarán más a través de ella que físicamente en nuestra sede social.

La verdad es que una web bien montada y mantenida nos puede aguantar bastante. Todo va de la mano, y cuando mantienes actualizado WordPress, hosting, plugins y demás, todo se puede estirar unos cuantos años.

¿Cuándo suele venir el problema y no podemos actualizar nuestra web?

  • Algunos themes de WordPress gratuitos o baratos dejan de actualizarse y prestar soporte. A partir de ahí, aunque se siga actualizando el «motor» de WordPress y los plugins, llegará un momento en el que nuestra web empiece a romperse o no nos permita realizar cambios estéticos o de contenido. Si una parte se queda atrás, acabará afectando al resto. En nuteco sólo trabajamos con los mejores themes premium de pago que nos asegurar la mayor estabilidad en soporte técnico y actualizaciones.
  • Algún plugin «principal» deja de actualizarse. Hay webs montadas en torno a un plugin que les da la funcionalidad principal. Por ejemplo, una web para una inmobiliaria que trabaja con un plugin de búsqueda avanzada de inmuebles que deja de funcionar. A partir de ese momento, igualmente habrá que plantearse una renovación casi total de la web.
  • Cuando una web se queda atrás durante mucho tiempo. A veces nos llegan clientes con webs que nadie ha mantenido durante años. Solemos recomendar empezar de nuevo. El proceso para arreglar algo totalmente desfasado por todas partes y con posibilidad de haber tenido serios problemas de seguridad suele ser complicado y poco recomendable.
  • Cuando queramos renovar completamente la imagen de nuestra web. A veces, solo a veces, cuando queremos renovar la imagen desfasada de nuestra web nos encontramos con themes u opciones que nos dejan poco margen de maniobra. En ese momento, toca cambiar de raíz.

El mantenimiento de nuestra página web presenta varias vertientes:

  • El aspecto visual. Las modas también afectan al diseño web y siempre hay que procurar mantener una imagen fresca, actualizada y que dé la misma impresión de dinamismo que queremos trasmitir con nuestra empresa en general. Cada cierto tiempo deberíamos invertir en un «restyling».. no tiene porqué ser muy costoso ni drástico. Siendo fieles a nuestra imagen corporativa, seguir avanzando de su mano. Podéis si queréis echar un vistazo a nuestro post  «Tendencias en diseño de páginas web«.
  • El aspecto técnico. Las tecnologías web avanzan, evolucionan, se desfasan, se deshechan.. A estas alturas todavía estamos cambiando viejas webs hechas en flash o en html con solera. Estamos inmersos en una auténtica revolución en la que los contenidos se han de presentar de forma responsiva para todos los dispositivos, la carga de la web ha de ser rápida, el código esté optimizado para el SEO, todos los contenidos han de ser actualizables por parte del usuario, deben estar resueltas las nuevas vulnerabilidades de seguridad que surgen día a día, o todo el contenido ha de estar estrechamente vinculado a las redes sociales. Para ello, hemos de mantener actualizado nuestro CMS, sus plugins o extensiones, o nuestro hosting, entre otras cosas.
  • Los contenidos de nuestra web.  Aunque nuestra web sea simplemente informativa… Aunque lo que tengamos que contar o vender no cambie… Actualiza los contenidos de tu web!!. Incorpora nuevos mensajes para venderte, no tengas secciones que hacen mención a «nuestros últimos trabajos» referidos a 5 años atrás, actualiza las imágenes de tu empresa, haz mención a eventos en los que has participado, etc, etc.. en fin, siempre tendrás algo que contar y actualizar para tus visitantes. No olvides que además de mostrar una imagen de «empresa viva y dinámica» favorecerás el posicionamiento natural de tu sitio porque a los buscadores les gustan los contenidos frescos, útiles y de calidad.

 

Nos da mucha lástima ver como muchos invierten dinerales en montar enormes y preciosas «mansiones web» y luego no se molestan en mantenerlas. En poquito tiempo se convierten en auténticas «casas del terror»… 😉

 

Repasamos las nuevas tendencias en diseño de páginas web para 2022el valor de las pequeñas empresas web
Abrir chat
1
Hola, ¿Podemos ayudarte?