In Tiendas online

En nuteco no nos gusta engañar a nadie, y una frase que solemos repetir a todos los que se acercan hasta nosotros es que preferimos no tener un cliente a tener un cliente enfadado. Por eso, quizás este artículo puede sonar a que estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado, a que estamos quitando atractivo a uno de los productos que vendemos.

 

A modo de introducción: Montar una tienda online puede ser un negocio rentable con una inversión relativamente baja, pero como cualquier negocio requiere de trabajo, inversión y promoción. Montar un negocio a través de la web y dejarlo a su libre albedrío en el universo de internet no suele llegar a ninguna parte.

 

Siempre nos encontramos con esa impresión general de que «por dos duros montas una tienda en internet y a vender». Por desgracia, muchos son los que no cumplen con sus propias expectativas (o las que otros se han encargado de venderles) en cuanto al número de ventas, tiempo en el que una tienda empieza a vender lo suficiente, trabajo que hay que realizar en su mantenimiento, etc.

Cuando decidas montar un negocio de venta por internet, piensa en él como si fuera un negocio «físico». Piensa en montar una tienda en una calle por la que de momento no pasa nadie, una tienda que nadie conoce y que no tiene ni un solo cliente. ¿Crees que con el simple hecho de reformar y alquilar un local, montar un bonito escaparate, hacerte con un buen stock de productos, y poner un rótulo en la puerta ya es suficiente? ¿Sin hacer nada más empezarás a vender desde el primer momento para cubrir gastos y ganarte un sueldo?. La respuesta rotunda es NO.

Repasemos, a modo de consejos que cada uno puede adoptar o no, algunas cuestiones previas a tener en cuenta antes de montar una tienda online:

  • Ten claro qué quieres vender y a quién. Es un poco obvio de más, pero resulta tremendamente frecuente el encontrarse con «emprendedores» que venden cosas «en general», de todo y de nada, sin saber si está ofertando cosas que hay alguién que busca. Ser conocedor del mercado al cual te vas a dirigir es un Gran Primer Paso. Saber qué vas a vender y en qué condiciones respecto a la competencia, conociendo qué pueden buscar los visitantes de tu página web, es necesario para centrarte y focalizar tu negocio. El triunfo de una tienda online no depende en muchos casos de cantidad, sino de la calidad y buenas condiciones en la que ofertas lo que vendes.

 

  • Plantéate un tiempo mínimo de existencia. A todos nos da rabia ver cómo en nuestra ciudad hay negocios físicos en los que se invierten decenas de miles de euros en su montaje y cierran pasados dos meses sin haberles dado la oportunidad de demostrar ciertamente si son viables o no. En los negocios online igualmente la persistencia y el trabajo continuado es necesario. Si decides apostar, hazlo con todas las consecuencias. Asegúrate de que puedas aguantar un tiempo razonable en el mercado (más de un año por lo menos) para corregir errores, cambiar estrategias y sobre todo tener claro si la propuesta es rentable a medio plazo.

 

  • Hay que invertir en Marketing: Montas el negocio, inviertes en montar la tienda online, comprar el dominio y el hosting, y luego te cruzas de brazos. Nadie conoce tu página web, nadie llega hasta ella, no aparece en Google.. lógicamente, nadie va a comprar. Dentro de la inversión de «serie» de cualquier negocio debe ir el que durante ese tiempo mínimo de existencia del que antes hablábamos se plantee una estrategia para que llegue gente hasta nuestra tienda (luego ya veremos si compra o no), pero tenemos que trabajar en redes sociales, invertir en SEO, en SEM, promocionar el portal en el sector, etc.

 

  • Cuando empecemos a tener visitantes a nuestra web, habrá que seguir teniendo paciencia: La famosa tasa de conversión. Es decir, qué porcentaje de los visitantes que lleguen hasta nuestra tienda online acabarán comprando algo. Hay muchos estudios y encuestas al respecto, pero en una tienda online asentada y bien hecha ese porcentaje puede estar entre el 1% y el 2%. Por supuesto, al principio resulta incluso difícil acercarse a estas cifras. Habrá que ir ganándose la confianza del cliente, mejorando nuestro proceso de compra, incentivando con los gastos de envío, etc, etc.. En nuestro día a día, intentamos explicar a nuestros clientes que vender 3 pedidos en el primer mes de existencia de una tienda online puede ser un muy buen resultado… 😉

 

Dedicaremos otro artículo a seguir hablando de mejoras y cosas a tener en cuenta en nuestras tiendas online.. Anímate a probar con la tuya.. eso sí, teniendo en cuenta lo que te acabamos de contar!!!

 

 

imagenes de calidad en web